Esta es la situación de nuestro Cordón Productivo, lo que nos plantea la realidad.

A lo largo de esta tarde, junto con el compañero José Ramón Arteaga y mi par en el Concejo Deliberante Gastón Crespo, nos acercamos al establecimiento hortícola “Olmo Verde” que desarrolla sus actividades hace 40 años en la mencionada localidad, en la zona ubicada en 203 y 35, sobre un predio de 7 hectáreas. Se trata de un emprendimiento que en sus orígenes fue familiar, y que gracias al esfuerzo de sus integrantes avanzó hasta concretar hoy una producción anual que brinda trabajo a 40 personas. Hoy en día, este emprendimiento no solo dedica un sector del predio a producción, sino también cuenta con un espacio para almaciguera.
Fuimos recibidos por dos de los propietarios de la firma, Paula y Pablo Coltrineri, quienes aportaron su tiempo para darnos a conocer las instancias productivas que allí se desarrollan, algunas de las cuales están supervisadas por operarios pero llevadas a cabo por maquinaria de última generación. El objetivo del encuentro estuvo centrado en profundizar las etapas productivas que la firma lleva genera, los avances en materia de infraestructura y las necesidades que afrontan como sector clave en el abastecimiento alimentario, factores que considero ineludibles a la hora de generar proyectos de Ordenanza y propuestas para su mejor desenvolvimiento laboral, desde mi rol de presidente de la Comisión de Desarrollo local, Industria y Producción del Concejo Deliberante.
Uno de los mayores inconvenientes planteados por Pablo Coltrinari está relacionado a la ausencia de créditos blandos hacia emprendimientos como el encarado por su familia, motivo que genera demoras en la posibilidad de crecimiento en el área; otro de los factores negativos que considera en nuestra zona es la falta de capacitación en producción, lo que impide lograr un óptimo desarrollo de los recursos, producto de la competencia entre trabajadores debido al poco conocimiento de la labor agrícola (nivel de baja escala, ausencia de innovación, escasa posibilidad de acceso a la tierra propia y dependencia del alquiler) ; cabe destacar que Olmo Verde produce tomate, lechuga, cebolla de verdeo, repollo, morrón, crucíferas como repollo, apio, remolacha, pepino, alcaucil, chauchas, berenjenas y brócoli, entre otras verduras, en una escala que permite su venta ciudades como Mar del Plata, Rosario e incluso provincias del centro de nuestro país (Córdoba, Santa Fe y Entre Ríos) y Neuquén, en el sur argentino.
Como corolario del recorrido, consideramos la necesidad de ahondar en la legislación referida a la producción de semillas, al tiempo que analizamos los puntos más destacados de lo que debiera ser, a ojos de los productores, el control hacia la producción por parte de los Estados local y provincial.