Hoy mantuvimos un encuentro con representantes de SUTEBA La Plata, con el objetivo de profundizar el análisis sobre la decisión del gobierno de la Provincia de Buenos Aires de modificar los diseños curriculares existentes en la órbita de las instituciones educativas técnicas y agrarias dependientes del Ministerio de Educación bonaerense.

Junto a mis pares en el Concejo Deliberante Lorena Riesgo, Cristian Vander, Gastón Crespo y equipos técnicos de los ediles Fabián Lugli, Gastón Castagneto, Miguel Forte, Pedro Borgini y Victoria Tolosa Paz, debatimos junto a los representantes de SUTEBA Constanza Lauro, Carmen Gutiérrez y Patricio Villegas, los puntos de la posible reforma. De acuerdo a lo expuesto las readecuaciones presupuestas fueron presentadas al Consejo de Educación de la DGCyE de manera unilateral y sin garantizar la participación de la comunidad educativa en su conjunto, desconociendo el ámbito paritario como espacio de negociación colectiva, previsto en la Ley 13.552/06.

Esta modificación significaría en las aulas bonaerenses un recorte de 1.400 horas reloj de carga horaria de cada especialidad durante los siete años de formación general, en materias científico tecnológicas y técnico específicas, afectando la calidad de formación y poniendo en peligro la homologación del título. De esta manera se crea incertidumbre sobre los puestos de trabajo de los docentes y afecta a la decisión de las familias en la elección de la escuela técnica.

A los recortes ya generados en materia de salud y educación en nuestra provincia, en los próximos días, de aprobarse la iniciativa propuesta y no consensuada con el gremio, nos encontraríamos ante un nuevo ataque a derechos fundamentales de nuestros habitantes, en este caso el de recibir una formación integral y adecuada en los espacios técnicos y agrarios de los establecimientos educativos.