Virginia Rodríguez elogió a quienes el año pasado votaron a emergencia, pero reclamó que las mismas que allí se disponen se cumplan. Pero además pidió “desaprender las conductas violentas”. Y el planteo fue para todos los funcionarios, incluso “los que llevan pañuelo puesto”. “De nada sirven los carteles y las pancartas, necesitamos que se convoque ya”, expresó.

Fuente: 0221.com.ar
Nota completa:

Es una ordenanza que se aprobó el año pasado y, según las concejales que la promovieron, no se cumple, especialmente en el control de las restricciones perimetrales. Tras lo ocurrido en Tolosa este martes, pidieron que el homicidio de Ciro, de 10 años, sea considerado como un "femicidio vinculado".
28 de noviembre de 2018

El crimen de Ciro Peñalba, el nene de 10 años asesinado por su padrastro en Tolosa, motivó un fuerte alegato de varias de las concejales locales que reclamaron a coro que se tomen medidas concretas contra la violencia que sufren la mujeres y pidieron que se implemente efectivamente la "emergencia en violencia de género", declarada el año pasado por pedido de todas las mujeres del cuerpo.

El disparador fue un proyecto de repudio por un fallo absolutorio en el juicio por la muerte de Lucía Pérez en Mar del Plata, el cual inevitablemente derivó en lo que ocurrió en Tolosa el martes, cuando Juan Cruz Chirino asesinó al hijo de quien era su pareja, Soledad Marcos, a quien además hirió de un balazo en la cara como desenlace de una relación marcada por la violencia machista.


Las concejales que propusieron la emergencia en violencia de género el año pasado


Fue Lorena Riesgo, una de las impulsoras de aquella emergencia, quien habló primero, recordó dos otros crímenes de mujeres ocurridos en las últimas semanas y pidió que la muerte del niño sea considerada como un “femicidio vinculado”, dado que cometió para generar un daño a su madre.

Pero el planteo político más fuerte fue para que se aplique la emergencia aprobada el año pasado, que contempla una serie de acciones concretas por parte del Ejecutivo. Sobre el que más hincapié hicieron fue en la articulación con la Provincia para aplicar las políticas necesarias para “garantizar el monitoreo de las restricciones perimetrales mediante los recursos humanos, tecnológicos y preventivos con los que cuente la Municipalidad”.


Las barras del Concejo, el día en que se votó la emergencia en violencia de género


“No hay recursos para las perimetrales”, dijo Riesgo sobre ese punto. Y rechazó que Chirino, el homicida que terminó suicidándose, se considerado un “loquito asilado”. Es un “hijo sano del patriarcado”, disparó. Y reprochó “que la única política pública sea abrir un nuevo refugio”, cuestión que también disponía la emergencia.

Cargó contra el intendente al reclamarle una convocatoria. “Esperaba que hoy mismo, después de lo ocurrido, no convocara para ver qué hacemos en materia de prevención de violencia de género”.

Todas concejales mujeres de los distintos bloques se sumaron a los planteos. “No callar más, no someternos”, dijo Victoria Tolosa Paz de Unidad Ciudadana, quien justo en esta sesión recibió las disculpas de Javier Mor Roig por el tono y los términos con los que se dirigió durante una reunión de la Comisión de Planeamiento.


Lorena Riesgo, impulsora del repudio por las absoluciones en el crimen de Lucía Pérez


Desde el bloque Cambiemos, la única que habló fue la radical disidente Florencia Rollié, quien dijo que “el Municipio está en deuda” en la materia. “Que se tomen medidas concretas, que sucedan cosas”, expreso.

Y Virginia Rodríguez elogió a quienes el año pasado votaron a emergencia, pero reclamó que las mismas que allí se disponen se cumplan. Pero además pidió “desaprender las conductas violentas”. Y el planteo fue para todos los funcionarios, incluso “los que llevan pañuelo puesto”. “De nada sirven los carteles y las pancartas, necesitamos que se convoque ya”, expresó.

La emergencia, aprobada en abril de 2017, fue impulsada por las actuales concejales Riesgo, Rollié y Raquel Krakover (Cambiemos), además de las que cumplieron mandato, Marcela Farroni, Florencia Saintout y Silvana Soria.

En esa norma también se autoriza al intendente a crear programas de asistencia económica destinados a mujeres víctimas de violencia, crear otros refugios, capacitar al personal municipal en el tratamiento de violencia de género, profundizar capacitación de efectores de salud en salud sexual y reproductiva, educación sexual y parto respetado, descentralizar políticas de género en los Centros Comunales, profundizar las intervenciones especializadas en violencia contra niños, niñas y adolescentes y elevar proyecto de adhesión a la ley de cupo laboral trans.