La concejala del Frente Renovador en el Frente de Todos, Virginia Rodríguez, presentó un pedido para que el Ejecutivo Municipal dé cumplimiento a lo normado en la Ordenanza 11.717, sobre creación de un espacio destinado a personas desaparecidas, perdidas o sustraídas dentro de cada uno de los centros comunales de nuestra localidad.

La citada norma fue sancionada el 3 de Octubre de 2018, y hasta la fecha no ha sido puesta en práctica por parte de ninguna de las dependencias mencionadas a tal fin, por lo que la edil subrayó que “estamos dejando de lado un elemento fundamental en la búsqueda de personas que es la visibilización de sus rostros, sobre todo en las primeras 72 horas desde la desaparición de una persona”, y agregó “la propuesta apunta a la colocación de pizarras en la totalidad de las dependencias municipales, con el objetivo de mostrar allí fotografías de quienes sean buscados, como así también aquellas personas halladas de las cuales se desconoce identidad, por diferentes circunstancias”.

María Cash, Marita Verón, Nataly Gonzalo, María Florencia Pennacchi, Sofía Herrera… son algunos de los nombres que tomaron relevancia en los últimos años. Sin embargo, más allá de algunos casos que han resultado emblemáticos para nuestro país, hay muchas más personas desaparecidas de las cuales no hay difusión alguna. “Si bien existe el Sistema Federal de Búsqueda de Personas Desaparecidas y Extraviadas (SIFEBU) que fue creado en 2016 y tiene por objeto coordinar la cooperación con todo organismo que intervenga en la búsqueda de personas y en el hallazgo de personas NN, es trascendental cooperar desde cada municipio para reforzar esa búsqueda, y la mejor forma es mostrar los rostros”

De acuerdo a los datos recabados para la solicitud del cumplimiento de la Ordenanza citada, la concejala detalló que “en los últimos dos años se registraron como extraviadas más de 22 mil personas, de las cuales la mitad figuran como encontradas por parte del Ministerio de Seguridad; dentro del universo de personas perdidas hay varias tendencias que sobresalen: se pierden más chicos que adultos y entre los menores desaparecidos, son mayoría las mujeres. Para ambos sexos la adolescencia y la juventud representan un período de mayor vulnerabilidad en relación con las desapariciones, pero en las mujeres ese período resulta aún más crítico”. Por ello, la edil del Frente Renovador concluyó: “cuánta más gente vea las caras, se familiarice con sus nombres, más probabilidades de hallazgo existen; como representantes sociales, es nuestro compromiso generar políticas que permitan la difusión permanente, continua de los casos de desaparecidos/as en nuestro país, como manera de colaborar con la Justicia, por un lado, pero fundamentalmente porque cuánto más conocimiento se tenga del flagelo que existe en torno a la trata, mayores serán nuestras posibilidades de erradicarla”.