En 2019, hubo 268 víctimas de femicidio y otros 5 crímenes vinculados a personas trans o travestis, según indicó el Registro Nacional de femicidios difundido anoche por la Oficina de la Mujer de la Corte Suprema de Justicia.

El informe del máximo tribunal abarca desde el 1 de enero al 31 de diciembre del año pasado. Las cifras “revelan la violación sistemática de los derechos humanos de las mujeres en nuestro país”, aseguró Elena Highton de Nolasco, vicepresidenta de la Corte.

En tanto, el relevamiento también identificó 252 víctimas directas y 16 femicidios vinculados, que son los homicidios cometidos contra una o varias personas, con la intensidad de causarle sufrimiento a una mujer.

Las 268 víctimas de femicidio, sumadas a las 5 que fueron violentamente asesinadas por su condición de trans o travestis, dejaron huérfanos a 222 niñas y niños, según registró el máximo tribunal.

Asimismo, el informe también da cuenta que la “la tasa de víctimas directas de femicidio cada 100 mil mujeres, fue del 1,11”, aunque algunas provincias presentan tasas por encima de la media nacional.

Tal es el caso de Catamarca, Chaco, Formosa, Chubut, Salta, Tucumán, San Juan, Misiones, Santiago del Estero, Tierra del Fuego, Santa Fe, Buenos Aires, Entre Ríos y La Pampa, mientras que provincias como Santa Cruz, no registraron casos.

De la información reportada, surgió que al menos 9 víctimas se encontraban embarazadas, 7 en situación de prostitución, 6 tenían algún tipo de discapacidad, 4 pertenecían a pueblos originarios y 9 eran extranjeras.

"La definición que utilizamos para dar cuenta de la letalidad de la violencia contra las mujeres es más amplia que la de nuestro Código Penal vigente”, resaltó la vicepresidenta de la Corte.

El registro nacional fue uno de los reclamos de la primera movilización del Ni Una Menos en 2015 y ese mismo año, el máximo tribunal comenzó a elaborarlo. Este miércoles, se cumplirá el quinto aniversario de la masiva manifestación.