La concejala del Frente Renovador en el Frente de Todos presentó una iniciativa tendiente a declarar de interés y brindar apoyo al proyecto de ley presentado por la diputada nacional Laura Russo, que propone reducir un 50% la alícuota del IVA a los trabajos de construcción, ya sean de infraestructura o edificación promovidos por las administraciones de gobierno municipales del territorio de la República.

En los fundamentos de su presentación, la edil señaló que “sabemos que la pandemia de COVID19 que asola a todo el mundo no solo genera miles de muertes sino un gravísimo impacto a en la economía que se traduce en una enorme caída de la actividad que redunda, a su vez, en la destrucción de millones de puestos de trabajo y la sumisión en la pobreza de una importante capa de la población. Ante esta situación el Estado en todos sus niveles debe comprometerse tanto en extremar las políticas sanitarias de prevención y tratamiento de la enfermedad como involucrarse en la contención de los sectores económicamente afectados, así como adoptar las medidas tendientes a que morigerar la caída de la actividad y dar impulso a la producción generadora de empleo”.

Asimismo, Rodríguez indicó que estos propósitos han dado cuenta en reiteradas oportunidades, tanto el presidente Alberto Fernández, el Gobernador Axel Kicillof y los funcionarios de primera línea de todos los órdenes: “la instancia estatal más cercana a las urgencias de los habitantes es la de las administraciones municipales, por lo que cumplen un rol fundamental en la implementación y ejecución de esas políticas tanto sanitarias como económicas de reactivación. En esa línea, el impulso a la obra pública es una de las herramientas más eficaces de reactivación económica que las administraciones públicas tienen para revertir procesos recesivos o de depresión. Producto asimismo de esa caída en la actividad, se ha generado una notable baja en la recaudación impositiva de todos los estratos del Estado, entre ellos el municipal, por lo que hoy son muy escasos los recursos con que ellos cuentan para afrontar una política de fomento a la obra pública”.

Con el objetivo de subsanar parcialmente esta carencia que limita las posibilidades de implementar medidas que habrán de generar empleo y por lo tanto mejorar las condiciones de vida de parte de la población, la diputada Laura Russo presentó un proyecto de ley en que propone reducir un 50% la alícuota del IVA “a los trabajos de construcción, ya sean de infraestructura o edificación promovidos por las administraciones de gobierno municipales del territorio de la República”. Tal como postulan los fundamentos del proyecto, la caída en la recaudación de las provincias que esta reducción genere, se verá compensada puesto que la obra pública es la gran dinamizadora de la economía de cualquier región”. Por lo tanto esa reducción impositiva podrá traducirse en la creación de puestos de trabajo y mejoras en la infraestructura local que elevarán la calidad de vida de nuestros vecinos.