Feliz día a quienes comparten lo más preciado que se puede tener, el saber. A aquellos que hoy ponen a disposición recursos propios y tecnología para llegar a cada niño, a cada hogar. A la voluntad y el esfuerzo diario que despliegan. A los maestros rurales, que hacen horas de camino para repartir las tareas. A todos los que con su voz forjan el futuro.