10 años de la desaparición física de un hombre que dio valor a la vida de los trabajadores, que sumó derechos a mujeres, que tuvo como norte a las generaciones futuras. Alguien que supo traducir en hechos los reclamos históricos de los sectores vulnerados de nuestra sociedad. Quien continuó el legado de Perón y fue aún más allá. Su presencia no está entre nosotros pero su legado queda, su palabra perdura, sus conquistas resuenan en las leyes que hoy nos benefician y su voz quedará impregnada en nuestros corazones.