Celebro la iniciativa de nuestra ministra de las mujeres, género y diversidad de la Nación @eligomezalcorta, de reunir a cientos de compañeras para explicar y analizar los dos proyectos que serán debatidos en el Congreso Nacional: el de interrupción voluntaria del embarazo y 1000 días de acompañamiento a quienes deciden ser madres, durante los primeros tres años de vida sus niñxs. Es una obligación del Estado estar al lado de las personas gestantes y centrar la mirada en la salud pública, a partir de decisiones que fortalezcan la autonomía de los cuerpos de las mujeres. Dos iniciativas que pretenden ampliar derechos y que forman parte de la agenda sanitaria de nuestro país.